Decoding Myths About E-bikes - Pogo Cycles bike to work available

Descifrando mitos sobre las bicicletas eléctricas

Las bicicletas eléctricas y los scooters eléctricos son el nuevo futuro a medida que cambian los períodos y las eras. Está a punto de afrontar nuevas dificultades a medida que su uso y producción de vehículos eléctricos continúan expandiéndose. El mercado de vehículos eléctricos se está expandiendo debido al aumento de los precios del combustible, el estado de la economía mundial y el cambio climático.

Para hacer frente a estos avances, la sociedad está cambiando a favor de mejores soluciones respetuosas con el medio ambiente. Las creencias en material mítico que ha sido tergiversado ante la audiencia es una de las dificultades en el cambio de transición al vehículo eléctrico. Comprender las creencias subyacentes es una de las dificultades que encuentra un cliente honesto antes de comprar un vehículo eléctrico.

 

Las bicicletas eléctricas son el futuro:

Las bicicletas eléctricas llegaron para quedarse y se están convirtiendo en un factor cada vez más importante a la hora de animar a las personas a utilizarlas. Si bien algunos ciclistas claramente se benefician de un poco de asistencia eléctrica, todavía existen algunas ideas erróneas sobre lo que ofrecen las bicicletas eléctricas y las posibles ventajas que pueden aportar entre los ciclistas. Entonces, examinemos las verdades que subyacen a una docena de conceptos erróneos sobre las bicicletas eléctricas.

Las bicicletas eléctricas no son un invento reciente, a pesar de lo que mucha gente piensa. Desde que se crearon los primeros modelos a finales del siglo XIX, existen desde hace más de 100 años. A pesar de su reciente aumento de popularidad, una gran parte de la población sigue malinterpretando las bicicletas eléctricas. Examinemos la verdad detrás de las cinco falacias más extendidas sobre las bicicletas eléctricas en el blog de hoy. Consultar esquema de ir en bicicleta al trabajo

 

Mito 1: Dado que las bicicletas eléctricas no están diseñadas para largas distancias, ¿cómo se pueden cargar?

Debido a que les preocupa la autonomía de los vehículos eléctricos y hasta dónde pueden llegar, la gente suele dudar en comprar vehículos eléctricos. Otro problema que tiene mucha gente es la falta de estaciones de carga. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de las personas solo recorren menos de 50 km por día, por lo que no necesitan una autonomía de más de 100 km cada día. Consultar bicicleta eléctrica FIIDO

En lugar de buscar una estación de carga pública, pueden cargar fácilmente en casa durante el transcurso de la noche para tener la batería llena para el día siguiente. Además, la infraestructura para la carga de bicicletas eléctricas crece continuamente, por lo que India pronto tendrá suficiente infraestructura para respaldar su industria de vehículos eléctricos en expansión.

 

Mito 2: Andar en bicicleta eléctrica no te ayudará a ponerte en forma.

Lo primero que escuchas con frecuencia es que usar una bicicleta eléctrica no te ayudará a ponerte en forma, perder peso ni mejorar tu cardio. Las bicicletas eléctricas modernas, por otro lado, técnicamente se denominan bicicletas de "asistencia eléctrica", por lo que aún es necesario pedalear con las piernas; el motor eléctrico sólo sirve para mantener una velocidad más rápida.

Aunque hacer ejercicio no es tan agotador como lo sería en una bicicleta no eléctrica, las variaciones en las consecuencias para la salud no son tan grandes como imagina.

 

Mito 3: Las bicicletas eléctricas pierden potencia rápidamente, dejándote con una bicicleta pesada .

Al limitar la distancia que puede recorrer en bicicleta con ayuda, la cantidad de energía eléctrica que elija también tiene un impacto inmediato en los recorridos individuales, además de tener un impacto en sus objetivos de acondicionamiento físico a largo plazo. El alcance (distancia) que el motor eléctrico puede ayudarle a recorrer disminuye a medida que aumenta el consumo de energía. Sin embargo, muchas bicicletas eléctricas son bastante capaces de alcanzar una autonomía asistida de 100 millas o más con configuraciones de baja potencia.

Determinar el alcance no es un arte misterioso basado en el azar, la suerte y las conjeturas. La mayoría de las bicicletas eléctricas contemporáneas tienen monitores precisos del nivel de batería e incluso indicadores de autonomía esperada para que puedas determinar exactamente cuánta energía queda. Verificar esquema de ciclo para trabajar

No tienes que subir las colinas a lomos de un mamut si algo sale mal y te das cuenta de que te has quedado sin energía eléctrica. Con motores y baterías adicionales, la mayoría de las bicicletas eléctricas tienden a pesar un poco más que sus contrapartes no asistidas, pero esta tendencia está cambiando.

 

Mito 4: Las bicicletas eléctricas son difíciles de usar.

Sin duda, una bicicleta eléctrica tiene algunas piezas y componentes adicionales, pero en el fondo sigue siendo una bicicleta con piezas y tecnología probadas y verdaderas que no han cambiado en décadas. Si puedes manejar neumáticos en movimiento, cambiar marchas y ajustar frenos en una bicicleta normal, aún puedes disfrutar haciendo lo mismo en una bicicleta eléctrica.

Las bicicletas eléctricas son en gran medida un producto de la era moderna con todo el diseño integral e intuitivo que la vida moderna prioriza, incluso con las últimas tecnologías involucradas. Los procedimientos de recarga son cada vez más sencillos y prácticos. incluye soporte para dispositivos inteligentes o funciones opcionales más sofisticadas, como la incorporación de lecturas de monitor de frecuencia cardíaca.

 

Mito 5: Sólo las personas mayores pueden utilizar bicicletas eléctricas .

Se descubrió que el 17% de las personas indicaron que era más probable que compraran o usaran una bicicleta eléctrica que el año anterior, y el 11% afirmó que ya no andaban solos en bicicletas de pedales. También mostró que el 8% de las personas poseía una bicicleta eléctrica.

Un gran número sugiere que no se trata simplemente de personas mayores. El grupo demográfico más joven estaba más entusiasmado con las bicicletas eléctricas en general, lo que es completamente opuesto a cómo las ventas inicialmente tendían a favorecer a un grupo demográfico de mayor edad que buscaba nueva movilidad.

 

Mito 6: Las bicicletas eléctricas son voluminosas y pesadas .

Ya hemos mencionado que las bicicletas eléctricas no necesitan ser significativamente más pesadas que las bicicletas convencionales, y varios fabricantes han integrado la tecnología en sus interfaces de usuario de bicicletas eléctricas de una manera realmente sencilla. Pero la integración de baterías y motores, así como la construcción del bastidor, han alcanzado ese nivel de diseño.

 

Mito 7: las bicicletas eléctricas son demasiado rápidas y peligrosas

Tanto las bicicletas eléctricas como las convencionales tienen las mismas velocidades máximas. Por diseño, la asistencia del pedal solo ayudará a acelerar hasta un límite de velocidad establecido. Después, al igual que en las bicicletas convencionales, dependerá totalmente de la potencia de tus piernas. En verdad, muchos ciclistas apasionados pueden fácilmente andar más rápido que el límite de velocidad de las bicicletas eléctricas. Debido a esto, la mayoría de países permiten que las bicicletas eléctricas utilicen los mismos carriles que las bicicletas convencionales.

 

Regresar al blog